Centro infantil y Juvenil Marista marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Informar, prevenir y educar  es nuestro objetivo

En el marco por el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, el día viernes 26 de noviembre, el Centro Infantil y Juvenil Marista de Villas de Guadalupe (CIJMA) en Zapopan, Jalisco realizó diferentes actividades para no olvidar  la importancia de este día. 

Empezando por un ejercicio de sensibilización y concientización sobre la violencia de género y se terminó con la marcha del silencio donde los alumnos de la escuela llevaban cubre bocas negro y pancartas con letreros sobre el tema, esto  como una señal de protesta por las millones de mujeres violentadas en el mundo. La marcha se realizó alrededor de las calles del centro escolar y posteriormente se pegaron las pancartas en las paredes de la escuela.  

En el año 2000 la Organización de las Naciones Unidad (ONU) declaró  el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer ya que  según cifras de la misma organización se estima que una  de cada tres mujeres sufre violencia, cifra que durante la pandemia por SARS-COVID 19 se incrementó a dos de cada tres.

Así mismo en  días pasados se llevó a cabo un  taller sobre  la prevención del abuso sexual infantil, puesto que el día 19 del presente mes se celebra el Día Nacional Contra el Abuso Sexual Infantil, niñas y niños conocieron sus derechos y recibieron información para cuidarse y denunciar el abuso. 

En el Centro Infantil y Juvenil Marista se compromete con la educación y protección de los derechos de nuestros niños, están en contra de todo tipo de violencia  especialmente la violencia de género, trabajamos para que Niños, Niñas y Adolescentes (NNAS) hagan uso de su derecho a la participación, denuncien situaciones de abuso y se empoderen.  

“Sabemos que vivimos en una cultura donde las mujeres y las niñas se encuentran en desventaja social, existen prejuicios, discriminación y limitaciones  como son la falta de educación, salarios menores, limitación en empleos y menor acceso a la educación superior, todo lo anterior  establecido en  estructuras patriarcales donde existe desequilibrio en la vivencia de los derechos humanos” explicó Guadalupe Martínez, maestra del CIJMA.

Cada vez más es importante que las mujeres y las niñas sean escuchadas, educadas y formadas para levantar su voz, es importante reconocer los signos de violencia y abuso que hay en las familias y aprender a poner altos en un marco de respeto y de igualdad; también resaltar que las autoridades locales y las leyes establezcan  marcos de legalidad e igualdad en el trato así como generar políticas públicas que respondan a estas necesidades.

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.