interioridad

PRESENTACIÓN.

Hace poco más de tres años, el Hno. Emili Turú hizo una invitación contundente al Instituto Marista: “cultivar la interioridad”; como Provincia, nos hemos dado a la tarea de responder a este llamado profético, que es también un clamor de nuestra sociedad. Nos encontramos en un mundo anhelante de volver a contactar con la sabiduría que brota de lo más profundo del ser humano, como ya decía Karl Rahner:  “El cristiano del futuro será un místico o no existe en absoluto”…

Cultivar la interioridad es ir haciendo camino hacia una vida mística, hacia una vida plenamente humana.

¿Es el cultivo de la interioridad, un camino de reencuentro con lo “humano”?

El ser humano puede comprenderse como una unidad que está constituida por dos dimensiones fundamentales e intrínsecamente relacionadas: que no percibimos con los sentidos, a esa “habitación interior”, que aunque no tenga vistas a la calle, es esencial para poder explicar los movimientos del exterior.

Podemos comprender al ser humano como la unidad de dos dimensiones que son fundamentales e intrínsecamente relacionadas “la exterioridad, que se refiere a lo que percibimos, a la manifestación externa y representativa; y la interioridad que haría referencia a la parte oculta, al carácter nouménico” (Fernández Riaño, 2010 p.22.)

La interioridad es la capacidad que tiene el ser humano de reconocerse desde dentro y de relacionarse desde lo auténtico y lo profundo para poder encontrar un equilibrio personal que repercuta en los demás, en el entorno y en la sociedad. Es el espacio para sentir la individualidad y la libertad, que nos permite la responsabilidad y el compromiso con nosotros mismos y los demás.

La interioridad se refiere, pues, a la esfera intangible del ser humano, a esa esfera en la que se incluyen las creencias propias, los sistemas de valores y los ideales. La interioridad es una parte consustancial de la identidad personal que no puede considerarse de manera aislada de la otra cara, la exterioridad. (Fernández Riaño, 2010 p. 22)

Aunque todas las personas poseen interioridad, no todas la desarrollan, se precisa cultivarla; conocer el propio mundo interior, brinda al ser humano la posibilidad de generar relaciones interpersonales más auténticas, de acrecentar la solidaridad y cuidar el medio ambiente.

¿Cuál es la propuesta de la Educación de la Interioridad?

La propuesta radica en impulsar en las aulas un proceso de educación de la interioridad, cuyo objetivo es acompañar a los alumnos a conectar consigo mismos, crecer en el conocimiento y profundidad personal para descubrir sus propios recursos interiores, desarrollando así el propio potencial. Desde esa profundidad personal, detectar las claves que permiten conectar con lo que los otros son, y con lo que la realidad es, generando una renovada consciencia relacional, que consiste en sentirse parte de una unidad con los demás, con todos los seres y formas de vida. De esta consciencia relacional, de sentirse parte de un Todo, orgánico, brota un renovado compromiso social y ecológico que hace posible el desarrollo integral humano.

Esta transformación depende de desarrollar la capacidad de escucha profunda, de la capacidad de abrir el corazón para encontrarnos auténticamente con la verdad del otro, de los otros; de la sensibilidad para entrar en conexión con la naturaleza y de la conciencia de la dimensión trascendente en nuestra vida.

La educación de la interioridad es un proceso de toma de conciencia, de aspectos relativos a las diferentes dimensiones de la persona: social, corporal, psíquica y espiritual; que permitirán la integración y unificación personal; de tal manera, que sean capaces de encaminarse hacia la plenitud de la vida humana, abriendo el corazón en una solidaridad transformadora que respeta y cuida de la naturaleza.

Promover que el hecho educativo sea un espacio en el que los alumnos aprendan a ser, aprendan a vivir, a gestionar sus emociones, a enfrentar los retos que nuestro mundo actual les presenta y a tomar decisiones estando más centrados, más conscientes.

Ofrecemos algunos documentos para seguir profundizando, así como recursos didácticos que pueden serles de utilidad en este proceso de implementación del proyecto de Interioridad.

DOCUMENTOS.

1. Lecturas de interioridad:

2. Dimensión Corporal.

3. Dimensión Psicológica:

4. Dimensión Espiritual.

  1. Inteligencia Espiritual (PDF).
  2. Caminar sobre las aguas (PDF).
  3. Oración Centrante (PDF).
  4. Para una búsqueda espiritual creciente (DOC).
  5. Silencios del alma (PPT).

Videos:

5. Mindfulness en la Escuela:

6. Ejercicios de relajación guiados.

7. Música relajante (El documento de Word tiene los links).

8. Otras experiencias de Interioridad: