Encuentro Nacional de Fraternidades Maristas

Contemplativos en la acción como María.

Del 28 al 30 de octubre nos reunimos en Casa Nazareth, una casa de retiros cerca de la ciuidad de Guadalajara, (Jalisco, México) los miembros de las fraternidades Maristas de las dos provincias de México. El encuentro,organizado por la fraternidad “Champagant” (Irapuato) bajo la guía de su coordinador el Sr. Miguel Ángel Villalobos, se desarrolló de manera cordial y fraterna. Se tuvo una participación de 120 personas de 15 de las 16 fraternidades del país.

Tanto los trabajos, conferencias y oraciones nos hablaron de nuestra realidad y de nuestro deseo de vivir los valores maristas en nuestra vida diaria. Es importante resaltar dos de las conferencias. El Hno. Miguel Ángel Santos Villarreal (Provincial de México Occidental) habló sobre la “Misión Marista”. Misión que es participación de la misión de Jesús: curar, liberar a los oprimidos y formar comunidad. Como Jesús estamos llamados a curar, liberar y formar comunidad. El H. Miguel nos invitó a contemplar a Marcelino: En el silencio de su relación con Dios, se descubre llamado y, después de aceptarla, construye una comunidad para llevarla a cabo. Describió la misión marista como dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar con una presencia significativa entre los niños y jóvenes pobres. Entre las ideas que destacó el Hno. Miguel se encuentran:

  • Poner atención en compartir la experiencia de fe, no tanto predicar o adoctrinar.
  • Descubrir a Dios más interesado en ser vivido que en ser adorado.
  • Amamos a Dios porque descubrimos que Él nos ama de una manera única.
  • Para que sea creíble nuestro compromiso es necesario enfocar visiblemente las fuerzas hacia los pobres, estar presentes en las periferias.
  • Todo esto como María al traer a Jesús al mundo. Recordando que al acercarnos a alguien pobre quizá seamos la única oportunidad de recibir el cariño de Dios.

De igual manera, el Sr. Edison Oliveira (Laico Marista de Brasil) habló sobre el papel del Laico en el carisma marista. Nos recordó que Laicos Maristas son aquellos que despúes de un momento, largo e intencionado de discernimiento, han decidido vivir una espiritualidad y misión cristiana al estilo de María, siguiendo la intuición de Marcelino Champagnat. De igual manera, mencionó que esta vocación nace y se desarrolla leyendo la propia vida a través de la luz del Espíritu. La vocación marista nos permite vivir la sencillez, acogiendo a todos; humildad, perdonando y modestia que nos permite dar sentido a todo.

Al final regresamos motivados a vivir intensamente la espiritualidad y misión marista. Como mencionó el Hno. Emili Turú en su participación por medio de un video: “No necesitamos grupos piadosos, lo que necesita la Iglesia y el carisma son comunidades vivas.”

El Equipo de Vida Consagrada y Laical de la provincia de México Occiental agradece la participación de todos y felicita a los organizadores del evento.

GJVC