De la Animación Vocacional a la Cultura Vocacional

23 Y 24 de septiembre en el salón verde a Loma Bonita.

    El verde es esperanza; la preparatoria LOBO encierra pujante esperanza juvenil; los jardines del Campus, la estatua de Marcelino junto a Jesús, María y los niños nos habla de esperanza cierta y, sobre todo, la presencia de 24 adultos en Encuentro Vocacional es ya esperanza cumplida,... pues ahí estuvimos; 14 Hermanos y 10 Laicos en Formación de agentes promotores de Cultura Vocacional.

    La Bienvenida expresada por equipos, la oración inicial, la revisión del trabajo realizado, los nuevos retos, las tareas que aceptamos, la gran temática de Cultura Vocacional expresada por el H. Hugo Pablo, los materiales recibidos, las dinámicas juveniles de esparcimiento, el material para el funcionamiento de los Grupos Vocacionales maristas, la oración final y cierre con la imposición de la cruz: "Pon tu corazón en Jesús"... fueron estos momentos y otros más los que constituyeron un momento de Esperanza en ejercicio. Mil gracias Oscar Becerra, hermano.

    Mi reflexión final: veo a mi Provincia con grandes retos para seguir dando vida. Los jóvenes y niños son sujetos de Cultura Vocacional pero también los adultos, todos. Es una visión, es una propuesta a la cual nos podemos sumar. Proceso que nos genera vida y vida compartida. 

    Nuestros alumnos son fuente de vida, los adultos somos fuente de vida. Que como para Marcelino, el contacto directo con nuestros y nuestras compañeros de misión y con nuestros niños y jóvenes nos proporcione esa esperanza.

    Que un corazón agradecido sea fuente de nuestra alegría, ahora que estamos celebrando el Año La Vallá, a propósito de los 200 años de fundación de los hermanitos de María dentro de la Gran Familia Marista. 

    Agradezco la invitación a participar en este vivificante encuentro de Enlaces.

H. Eduardo Torres